Andrea Princesa... Samantha Príncipe

Prólogo

Dicen que el amor duele, que lastima como fuego y aunque se esfuman las llamas, siempre quedan cenizas. Dicen que una vez que amas de verdad, jamás encontraras un amor similar, porque cada amor es único, especial e irrepetible. También dicen que debes amar como lo hacen las personas normales, como lo dicta la cordura, la razón y la sociedad. Lo que no dicen y lo que no saben, es que a un amor verdadero, real y puro jamás le importará quien sea nuestro otra mitad, porque el amor proviene de lo más profundo del alma, allí donde delimita el corazón; justo allí, donde la cordura y la razón ya no tienen sentido.

Yo me enamoré de la persona más hermosa del mundo, de la perfección andante, de un ser inimaginable…y esta historia comenzará con un “había una vez” una chica llamada Andrea, que jamás encontró a su príncipe azul, que jamás se sintió completa y que jamás supo lo que era el verdadero amor, y un día se enamoró de verdad, un día miró de otra forma y aprendió que los príncipes azules no existían, un día… Conoció a Samantha.